jueves, 26 de octubre de 2017

Mi trabajo.

Hola a todos, soy Luis, y hoy os voy a contar una historia que se llama:

El niño veloz.
Había  una vez, un niño muy veloz. Era tan veloz que tardaba un solo minuto en llegar a la escuela, y mucho menos en llegar a clase, y algunas veces iba tan deprisa, que luego tenía que volver a por la mochila. La agenda de tareas la hacía en segundos. Vivía en un barrio pequeño, cerca de una cuesta, con sus padres, y con su hermano pequeño, que aún tenía un pipo. Le gustaba mucho la tecnología y los móviles, además también le gustaba mirar a los pajarillos por la ventana. ¡ Lo increíble es que no tenía problemas aún siendo tan veloz !

Fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario